Risotto con trompetas de la muerte

Tenía un amigo que cuando paseaba por el monte cogía todas las setas que se encontraba por los caminos, sin conocimiento ninguno pero con una selecta escrupulosidad: al llegar a casa las separaba en tarros, les ponía la fecha de recogida y las dejaba secar. Poco a poco las iba comiendo, haciendo recetas que apuntaba concienzudamente en un cuaderno de tapas rojas. Cuando la policía tiró la puerta abajo encontraron, junto al cadáver de mi amigo, maloliente y vestido con un pijama azul celeste, el cuaderno abierto por la última página escrita. En esa última página leyeron:
Risotto con las setas negras del bote 54, etiquetado el 25 de noviembre de 1998.

Ingredientes: (para 2 personas, con hambre y sin miedo)
– 200gr. de arroz arborio. Si no encontráis usad redondo mejor que bomba.
Trompetas de la muerte, desecadas, un puñado
– 2 ajos
– Media cebolla
– Vino blanco (un culín, medida internacional)
– Mantequilla (un trozo del tamaño de la mitad de un móvil de última generación)
– Queso parmesano (o grana padano, más barato y casi igual de rico)

Lo más complicado a la hora de hacer un risotto es conseguir la textura como pringosa tan característica de los susodichos, pero a la vez dar con los tiempos para que no se quede duro ni se pase en exceso. Hay un truco, muy propio de una buena enseñanza católica: hacedlo 200 veces. Pero os propongo otro, más hereje, digamos: haced el arroz muy despacito, añadiendo muy poco a poco el agua de cocción.

Dicho esto, comenzamos. Ponéis las setas a cocer en una cazuela, con su casi buen litro de agua, con algo de sal, será parte de el agua que usaremos para luego cocer el arroz. Tendrán que estar unos 20 minutos a fuego medio. En otra cazuela, no muy baja, pues luego el arroz aumenta, hacemos un sofrito con la cebolla bien picada. Cuando esté transparente le añadimos el ajo también muy picado, o machacado, como tengáis ese día el humor. Se añade el vino y se deja reducir, un par de minutos. Luego se añaden las setas, que previamente habremos escurrido (sin tirar el agua). Se remueve todo bien, que vaya cogiendo forma la cosa.

Se añade el arroz y se remueve bien, que coja algo de aceite (lo notaréis porque cambia ligeramente de color, más tostado, brillante). Y aquí viene la cosa. Con el agua de las setas, que habéis mantenido al fuego, muy bajo (sólo para mantener la temperatura), se va añadiendo poco a poco al arroz. Si el agua os ha quedado muy oscura, mezclarlo con agua y llevarlo de nuevo a ebullición. Echáis un poco, removiendo y esperando a que reduzca. Otro más. Y asín. Se va añadiendo hasta que el arroz esté ya hecho (vamos, que lo vais probando). Si véis que os habéis quedado cortos de sal en el agua de las setas, añadidla según lo váis cociendo. Para que calculéis tiempos, en esta fase os tiraréis algo menos de media horita.

Una vez con el arroz hecho se añade la mantequilla, en trozos y se remueve. La cosa ya tendrá una pinta de risotto estupenda. Ahora se añade el parmesano en polvo, o rayado, y se vuelve a remover bien. Con el queso cuidado que tiene mucho sabor, mejor vais echando y probando por si os encaja echar más.

Y listo. A este plato le pega un vino bueno, así que no seáis rácanos y abrid una botella de más de 4 leuros. Os propongo (minuto patrocinado por): Azpilicueta crianza, o un Remelluri reserva. Tinto siempre, lambrusco no. El lambrusco es de mariquitas y diseñadores gráficos. Yo lo tomo mucho.


Dedicada a David, creador original de la receta y gran cocinero en sus ratos de no-vagancia.
Lectura para la sobremesa: Manual de literatura para caníbales, Rafael Reig.

Otras recetas

Risotto con boletus y sobrasada

 

Anuncios

7 comentarios en “Risotto con trompetas de la muerte

    • Señor D. Teniendo en cuenta la hora del mensaje, le nombro a usté desde ya miembro del selecto grupo “de los míos”. Gente capaz de hacerse un domingo un risotto a las 2 de la mañana. Ya contará qué tal las convulsiones.

  1. Señora o Señorita Cebolla: Lamento profundamente su falta de conocimientos culinarios, culturales y/o sociales, con tendencia al generalismo.
    Primero de todo un buen risotto se realiza con aroz fino del tipo Carnaroli o Arborio.
    En segundo lugar y por alusiones el Lambrusco es un vino popular, muy sencillo y económico que creo que ni los italianos toman, pero muy vendido y consumido por incultos, populistas o jóvenes con falta de recursos. Y como en todo colectivo social hay de todo entre los diseñadores gráficos y mariquitas como dice. Aunque en general, justamente se caracterizan estos dos colectivos por la apreciación por el buen gusto (no siempre o no todos) y de cierto nivel, incluso porque no admitirlo en ocasiones un exceso de esnobismo por las marcas caras, de moda o fashionvictim.
    En mi caso yo aconsejaria un vino tinto del estilo Pinot.

    • Estimado Jordi. Lo primero agradecerle los consejos culinarios, probaré el risotto con dicho arroz y muy de acuerdo con el vino. Lo apunto, anoto y subrayo.

      En cuanto al reproche culinario-cultural-social, decirle que o bien se ha quedado usted en esta entrada y ha asumido sus propios prejuicios, o bien no ha captado la ironía que subyace (cual sofrito) en todo lo que escribo en este blog. La referencia a los diseñadores gráficos y mariquitas, así como colectivo, viene al caso porque yo mismo soy bastante de lo primero e igual una mijaíta de lo segundo, depende del día, de la noche y de lo que me cocinen.

      En todo caso, asumo la crítica como si fuera un chef famoso, con cara de póker y lanzando el trapo a lo lejos una vez entre de nuevo a la cocina. Y cual boomerang respondo: ¿no será que es usted un poco miedoso y este reflús agresivo ha surgido de un profundo temor a mis trompetas de la muerte?

  2. Sinceramente únicamente vi esta entrada y me pareció grotesco el comentario del vino espumoso italiano y no la interpreté como ironía, al no tener el gusto de conocerle.
    No tengo ningún prejuicio por pertenecer a ambos colectivos por partes iguales y ya de por sí ser bastante espumoso, aunque no italiano.
    Pido disculpas por mostrar las uñas bien afiladas y defender a ambos colectivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s