Arroz con leche asturiano

Según la Espe (la bienhablá), España no se podría entender sin la fiesta de los toros. Pues igual es verdad, quilla, yo que sé, pero del mismo modo pienso que Madrid no se podría entender sin los baches y las obras ni Barcelona sin las putillas de las Ramblas. Así las cosas uno ya no sabe si es mejor entender o no. Lo que tengo claro es que una cocina no se puede entender sin el olor a canela. Os levantáis un domingo tipo las once, relajaos, y aún con el pijama os ponéis manos a la obra. Os aseguro una sensación hogareña solo comparable a ver nevar con el reflejo de una chimenea en el cristal de la ventana.

Ingredientes: (para 4/5 personas, golosas y con hambre)
– 1 litro de leche entera
– 120 gr. de arroz bomba
– 80 gr. de azúcar
– 10 gr. de azúcar de vainilla (o esencia de vainilla)
– 2 ramas de canela
– Canela en polvo
– Piel limón entero
– Una pizca de sal
– Media cebolla (en la nevera)

He hecho el arroz con leche de varias formas y ésta es sin duda la mejor. No tiene nada muy especial, aparte del cariño: en una cazuela ancha se pone la leche fría y la pizca (pizca, ojo) de sal. Antes de que empiece a hervir se echan las ramas de canela (partidas por la mitad fuera, y atadas con una cuerda para que no dejen trozos en la leche al remover), la piel del limón, procurando quitar bien la parte blanca, que amarga, y el arroz.

Se tiene 20/30 minutos hirviendo a fuego medio, sin parar de remover con una cuchara de madera. Transcurridos ese tiempo se separa del fuego y se saca la canela y el limón. Se vuelve a poner al fuego y se echa el azúcar y el poquito de azúcar (o esencia) de vainilla. Se remueve durante unos 5 minutos más. Llegado este punto el arroz estará ya hecho (si está aún duro lo tenéis unos minutos más, removiendo). Se saca a recipientes pequeños y se meten (tapados con papel albal) en la nevera. Con esto conseguimos parar la cocción y que el arroz no se pase. Tendrán que estar junto con la media cebolla al menos 2/3 horas.

Al servir espolvorear por encima canela en polvo.


Dedicado a Pinki, que se lo comió gustoso antes de subir con su plumas el Annapurna.
Lectura para la sobremesa: Los adioses, J.C. Onetti.

Anuncios

2 comentarios en “Arroz con leche asturiano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s