Ossobuco al vino tinto

Estoy parco en palabras. Parco es en sí una palabra parca. Fea. Hay palabras que se definen a sí mismas, como una amiga, que siempre decía que guay era una palabra guay. Guay es guay, como al pan pan. Ossobuco es una palabra muy graciosa, significa “hueso hueco”. Hueso hueco suena muy bien, no sé por qué no se llama así a este tipo de carne. Huesohueco al vinovino. A lo que íbamos…

Ingredientes: (para 4 estómagos vacíos)
– 1,5 Kg de Ossobuco de ternera, con el hueso
– 3 medias cebollas
– 5 zanahorias medianas
– Vino blanco (1/2 vaso)
– 4 vasos de vino tinto (ribera mejor que rioja, es menos ácido)
– Caldo de carne (1 vaso)
– Ajo (2) / Laurel / Pimienta / harina

Se salpimientan los trozos de ossobuco, se pasan ligeramente por harina y se sellan vuelta y vuelta en aceite bien caliente en una olla grande. Una vez selladas (parecen hechas por fuera, aunque por dentro siguen crudas), se sacan y se separan.

En el mismo aceite, si no se ha quemado (si queda poco añadid algo más) se sofríe el ajo en láminas, la cebolla picada y la zanahoria en láminas. Echadle sal al comienzo para que suelten más agua. Cuando estén ya casi pochadas, un poco antes, se vuelven a meter los trozos de ossobuco. Se remueve y se deja hacer todo unos 10 minutos. Se añade el vaso de vino blanco y se mantiene a fuego fuerte 5 min. hasta que evapore y reduzca. Luego se echan los 4 vasos de vino tinto, se remueve bien y tapado se mantiene a fuego medio unos 30 minutos. Una vez pasada esa media hora veréis que la salsa irá ligando y el vino habrá evaporado y reducido, dándole olor a qué rico esto. Se añade el laurel y el caldo de carne, y se tiene una hora más a fuego medio, vigilando que no se quede sin caldo (añadís más, en ese caso) y no se pegue al fondo de la olla.

Pasada esa hora sacáis un trozo de carne y probáis de sal. La carne de ossobuco es muy tierna, tiene casi que deshacerse en la boca, con esa textura gelatinosa tan característica. Si no tiene aún esa textura mantenedlo un rato más al fuego, añadiendo caldo si es preciso.

Nota: Esta receta puede hacerse muy similar con carrillada ibérica, la subiré en breve porque tengo por aquí a Marta con antojo de moflete. La hago con una salsa alioli dulce que quita er’sentío, ya veréis.


Dedicada a Jandro y a Tota, grandes comilones, por cuidar de mis árboles incipientes.
Lectura para la sobremesa: Bajo este sol tremendo, Carlos Busqued.

Anuncios

Un comentario en “Ossobuco al vino tinto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s