Mi Megagalleta

Siguiendo la propuesta de El comidista me he lanzado esta tarde de lluvia a hacer mi versión de la megagalleta. En resumen decir que lamento haberme echado atrás con la idea de hacerla en paellera, porque hubiera quedado mucho mejor, ya que la he puesto en un recipiente algo pequeño y ha subido más de lo debido en su ser intrínseco de galleta. En todo caso, con paellera o sin ella, el resultado es un pelotazo calórico digno de las mejores veladas navideñas. Me he dado un jartón que me va a tener reposando al menos un par de días. He cambiado algo ingredientes y proporciones. El valiente que se anime, que considere lo comentado sobre el recipiente ideal para esta aventura hiperglucémica.

Ingredientes: (para yo qué sé cuántos)
– 275gr. de harina de fuerza
– 1 sobre de levadura
– una pizca de bicarbonato
– 160gr. de mantequilla
– 200 gr. azúcar (100 morena y 100 normal)
– 2 huevos
– esencia de vainilla
– esencia de azahar
– trozos de chocolate negro
– almendra troceada

En un bol se deshace el azúcar y la mantequilla derretida, luego se añaden los huevos, la esencia de vainilla y azahar y una vez ligado todo se añade la harina (la cual se habrá tamizado junto con la levadura y el bicarbonato) y se amasa todo bien. Quedará una masa bastante pegajosa. Se añaden las almendras y una parte del chocolate. Se prepara el recipiente (que se anime alguien con la paellera, venga, que sí) con mantequilla y se extiende bien la masa. Una vez extendida se distirbuyen los trozos restantes de chocolate, si son muy grandes se introducen un poco con el dedo en la masa.

Se precalienta en el horno a 180º. Al hacerla en un recipiente alto he tenido que tenerla bastante tiempo, casi una hora, tapada con papel albal desde los 30min. para que no se quemase. Si se estiende en un recipiente más plano calculo que con 30 o 40 minutos será suficiente.

Se puede comer en trozos, con las manos, lanzándola al aire o mejor, echando por encima un poco de leche templada con canela directamente en el recipiente y compartir con cucharas y servilletas.


Dedicada a Rocío, que me trae cositas para mantener a tono la fiebre del pan.
Lectura para la sobremesa: No hay bestia tan feroz, Edward Bunker.

Anuncios

Un comentario en “Mi Megagalleta

  1. ¡Enhorabuena por el blog, amigo mirlo! Yo, que entiendo poco de cocina y menos de literatura, pero huelo el talento a kilómetros, te voy a decir una cosa: ¡tú sí que vales! ¿Te animas con el bienmesabe canario, ligerito como tu megagalleta? Besotes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s