Risotto de boletus y sobrasada

Risotto con boletus y sobrasadaBoletus edulis

Semejante ejemplar encontrado no diré dónde. Si fuera boletus chica se me caerían las bragas.


Mi futura tesis doctoral versará sobre el ser humano y su infinita capacidad acumulativa. No digo yo que no existan ideas para distribuir ciento y pico kilos de boletus en una semana, pero así como concepto para pasar un día en la montaña se me hace excesivo. El chaval prometía que no eran para vender, sino para repartir entre sus amigos. Yo me decía «muchos amigos tiene este chico», así con esa cara de no haber dejado nunca un plato sin romper. Total, que llegué a la conclusión de que sí eran para vender y que el tipo se iba a sacar un sobresueldo otoñal digno de la trama gürtel. En todo caso, y a petición nuestra, metió la mano en nuestra cesta y empezó a decir «éste sí, éste no» como el que separa a los pollitos por sexos en los programas de la tele. Los boletus no aptos volaban por los aires y yo trataba de cogerlos por segunda vez esa mañana. Al final quedaron unos cuantos que dieron para ésta y espero otras futuras recetas. Pongan su mejor acento italiano que andiamo tutti avanti:

Ingredientes: (para tres excursionistas y un perro)
– 300gr. de arroz arborio. Si no encontráis usad redondo mejor que bomba.
– 250gr. de boletus edulis (o pinicola, o lo que coño encontréis en el campo y que no sea muy venenoso).
– 1 litro de caldo de verduras, que podéis hacer o compráis (alguno medio bueno).
– sobrasada (como una cucharada sopera para estas cantidades)
– media cebolla (mediana, que hay por ahí algunos cebollones que válgame…)
– mantequilla
– queso parmesano (o grana padano)
– vino blanco (1/3 de vaso)

Leer más »

Judías pintas con arroz

judias pintas con arroz

Hace un tiempo encontré una puerta interdimensional en los baños de un puticlub. Después de mear el sexto whisky fui a salir y me encontré rodeado de frailes que cantaban laudes en un comedor amplio, decorado con escenas del antiguo testamento y con una sonoridad mística e inquietante. Sin hacer apenas ruido me senté en un banco vacío y me dispuse a escuchar. No cantaban mal, pero no me veía acabando la noche en un convento benedictino, así que volví hacia la puerta que me había traído hasta allí. Para mi sorpresa no daba de vuelta al oscuro club sino a una despensa llena a rebosar de conservas, dulces y otros manjares de la tierra. Ese fue el comienzo de mi vida aquí, y ésta que os escribo la enésima receta que les hago a mis amables compañeros. Sé que al Prior le pirrian las alubias, así me estoy ganando poco a poco un permiso que me desconecte al menos por un día de esta sosegada y a veces tediosa vida monacal.

Ingredientes: (para 4 frailes)
– 350gr. de judías pintas (del año)
– 100gr. de arroz redondo
– 2 chorizos de guisar
– 1 codillo de cerdo (también vale oreja o rabo)
– media cebolla
– 3 ajos
– 2 tomates pera
– vino blanco o jerez
– laurel / pimentón dulce / azafrán

Leer más »

Caldereta de cordero (por la vía rápida)

caldereta de cordero

Yo sé que tengo un público fiel al que me debo como si fuera una hipoteca basura sin ipecé. Los meses que separan mis entradas en este blog son, por tanto, una prueba de fe, un contrato sin firmar que nos vincula indefinidamente hacia un infinito lleno de sofritos y manjares por digerir. Desde mi púlpito os pido que tengáis paciencia, que un homo sapiens no se cuece en un día y que las cañas que os debo alguna tarde de sol serán pagadas. Mientras tanto, aquí os dejo un nuevo despropósito, una caldereta de cordero en olla exprés que se me ha antojado sobre las once y me he zampado en torno a las tres (compra mediante, no os asustéis). Cuidado con las puertas que se abren hacia fuera. Allá vamos:

Ingredientes: (para 4 óvulos fecundados)
– 1 kg de pierna de cordero en trozos; o cuello fileteado y un par de jarretes, también vale.
– media cebolla (joder, qué gran nombre, ¿no?)
– 2 zanahorias
– 2 patatas grandes
– 1 bote corazones de alchachofas
– 1 bote de guisantes
– 1 bote de champiñones enteros (de esos chiquininos)
– 2 ajos
– 1 huevo
– 1 vaso de vino tinto (uno güeno, paisa)
– 2 cucharadas de harina
– laurel / perejil / pimentón / azafrán

Leer más »

Pan de malta y cerveza

Pan de cerveza

Un día alguien que sepa de esto me tiene que explicar por qué me salen unos panes con cortezas no aptas para dentaduras postizas. Igual no consigo la temperatura que marca el horno y se me cuecen demasiado. En todo caso este salió riquísimo incluso cuando le tuve que echar cerveza 0,0 porque no tenía otra. He estado a punto de cambiarlo por vino tinto, lo dejo para el próximo. Me lo he zampado untado con sobrasada ibérica que como todos sabemos no engorda nada. Mañana lo pagaré caro subiendo el Yelmo, y con nieve; espero que no me coman las cabras (nota: actualizo imagen con la mitad del susodicho en plena Pedriza).

pan-malta-cerveza-1

pan-malta-cerveza-3

pan-malta-cerveza-2

pan-malta-cerveza-4

Fabes con almejas y gambones

fabes con almejas y gambones

Tuve una vez un vecino que estudiaba gaita. Un día de resaca en el que estaba intentando recuperar inútilmente unas deshoras que ya no me pertenecían, comencé entre pesadillas a escuchar la Muñeira de Boal. Subí, llamé a la puerta y cuando abrió le pegué un tiro. Me imagino que en su Ferroñes natal le velarían con la gaita puesta, porque así cayó al suelo y así le encontró la policía una media hora después. Yo me entregué sin dar explicaciones (me retumbaba la cabeza del gintonic y el pumpumpún) y en la celda coincidí con otro asturiano que no sin algo de rencor me enseñó este recetón:

Ingredientes: (para 4 gaiteros con hambre)
– 500gr. fabes asturianas
– 500gr. almejas (la de la foto es con chirlas, bien rica igual)
– Una docena de gambones
– 2 medias cebollas
– 1 cebolleta pequeña
– 3 dientes de ajo
– 1 cucharada sopera de harina
– 1/2 vaso de vino blanco
– 1 hoja laurel
– perejil picado

Leer más »

Pan de molino (malta y yogurt)

Pan de molino

Me he pasado todo el invierno sin hacer panes y por alguna razón llegada la caló me ha dado por revivir a la masa madre, olvidada durante meses en el fondo de la nevera, junto a los sobrecillos de ketchup y la mayonesa caducada. Manos en la masa, al final he hecho uno de los panes más ricos que se me recuerdan (hablo en subjuntivo porque no me he tomado mi medicación). Es una mezcla de un par de recetas del librito de Dan Lepard, el pan de molino y otro que lleva suero de yogurt. He hecho la mitad de medidas, más algo de levadura fresca (no tenía tiempo para fermentar sólo con masa madre). El añadido del suero del yogurt (y parte del yogurt que he añadido también al agua) le da un toque bastante curioso, aunque básicamente este pan sabe a malta y cereal del bueno, perfecto para acompañar una carne en salsa y una siesta del quince. Van unas fotos:

Pan de molino

Pan de molino

Pan de molino

Arroz de campo (con conejo y setas)

Si sigo este ritmo de implicación con el blog, creo que conseguiré tener las suficientes recetas para hacerlo interesante en unos 30 o 40 años. Esperemos que sepa manejar internet para entonces. Vuelvo a la carga, a ver si consigo algo de continuidad, con un arrocito de campo, ideal para un día de lluvia, después de andar por la montaña o volver de la compra del mercadona. Se pongan la boina y los pantalones de pana y allá vamos:

Ingredientes: (para 2/3 jugadores de mus)
– medio conejo en trozos
– 250gr. arroz bomba
– un buen puñado de setas (yo usé trompetas de la muerte y lepiotas, desecadas)
– 1 puerro grande
– 1 ajo
– caldo ave
– romero / pimentón / azafrán

Leer más »